Este mes volvimos a reunirnos en la Tetería el Harén y fuimos catorce personas, con lo cual una de las cosas que nos quedó claras es que tenemos que buscar un sitio más tranquilo para poder escucharnos con calma. Estamos en ello :-).

Fotografía de Jonathan Thorne
Fotografía de Jonathan Thorne

Comenzamos hablando sobre si los acuerdos eran necesarios o no, y sobre si estos acuerdos tenían que estar necesariamente por escrito. En este sentido todos los participantes coincidimos en que es necesaria una comunicación y un diálogo a la hora de establecer lo que se quiere y se puede tener, aunque no hubo unanimidad en que estos acuerdos tengan que ser necesariamente por escrito. Por un lado se planteó que un acuerdo escrito, un contrato con cláusulas, siempre será un arma arrojadiza cuando surja algún problema. Frente a eso se presentó la idea de que unas normas escritas no son un contrato vinculante, sino una forma de clarificar lo que uno siente y una herramienta de reflexión a la que se puede acudir, nunca una forma de exigirle algo a la otra persona. En cualquier caso, y aunque en muchos casos puede resultar violento o incómodo, quedó claro que tiene que haber unas normas antes de dar pasos. Además, se añadió un punto de vista interesante y es que si no hay unas normas, una definición en la relación, desde el punto de vista de una persona que llega a esa relación eso crea inseguridad, ya que si esas dos personas no saben realmente qué tienen entre ellas difícilmente van a saber qué tienen contigo y cómo, creando un perfecto campo de cultivo para todo tipo de polidramas.

Posteriormente pasamos a comentar en qué ámbitos pensábamos que hacían falta más normas y en cuáles menos, momento en el que se incorporaron opiniones más que interesantes en lo referente a salud sexual y prácticas de riesgo. Hablamos de lo que opinábamos sobre gestión del tiempo, uso de lugares y camas comunes, y trasformaciones cuando aparece una nueva relación. Infinitas gracias a Poliamor Madrid, porque sin que ellos los sepan nos dieron el guión y reflexiones adicionales para esta quedada.

Para el mes que viene hemos propuesto el sábado 12 de marzo, con tema de referencia la salida del armario, sus riesgos, sus beneficios, y experiencias al respecto. Y nos ponemos en busca de un lugar más silencioso para las reuniones :-).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s